Notice: is_feed was called incorrectly. Conditional query tags do not work before the query is run. Before then, they always return false. Please see Debugging in WordPress for more information. (This message was added in version 3.1.0.) in /var/www/wp-includes/functions.php on line 5663
Itzel Morales – ALTRU

ITZEL MORALES

franjaim

Isla del Carmen, México

Muchas tardes salí a andar por el Arboretum del campus y descubrí atardeceres con brillantes tonos de rosa y naranja

La libertad de andar en bicicleta la descubrí viviendo en Davis, California, EUA. En mi primer día en Davis supe que necesitaría una para transportarme y esa misma noche puse mis ojos en una bicicleta urbana color morado. Supe que esa sería mi bici y no dudé en comprarla a los estudiantes que la ofertaban. Una semana después de la compra, la recibí y me dispuse a ir a la escuela por primera vez pedaleando. Memoricé la ruta que me mostraba Google Maps, repasé las reglas de tránsito básicas, las señales para doblar y hacer alto. Mi corazón latía fuerte porque fuera de un paseo en Berlín con amigos, no había salido sola en bicicleta por una ciudad. A pesar de tener un poco de miedo al andar cerca de los coches, descubrí que varias de las calles de la ruta tenían el carril delimitado para ciclistas, varias calles incluso tenían una banda extra pintada, lo que te hacía sentir que había una valla de separación entre los autos y tú.

Mi bicicleta morada se convirtió en mi mejor amiga, aprendí a cuidarla, le puse una canasta para poder transportar más cosas cuando iba al súper mercado. Anduve de día y de noche durante las cuatro estaciones, en el otoño disfrute de las hojas cambiar de color cada que rodaba por College, en el invierno me tocó mucha lluvia por lo que me acompañaron mi impermeable y botas, en la primavera tuvimos un agradable viento, el volver del sol y descubrir como florecían árboles y jardines, para el verano usar lentes era una cuestión de sobrevivencia así como protegerse del sol y del calor.

En muchas noches frías me acompañó al cine y a conciertos, muchas tardes salí a andar por el Arboretum del campus y descubrí atardeceres con brillantes tonos de rosa y naranja, pasamos las vías del tren y aunque era una bicicleta urbana, sin velocidades, me motivó ir un poco más allá. Al dejar Davis para volver a casa tuve que despedirme de mi fiel compañera a quien le agradezco no solo el haberme transportado, sino el haberme enseñado una manera de libertad que no conocía.

Vota por la Historia haciendo click
en el “Planeta” y Compártela


2
Loading...

MÁS HISTORIAS

Similar works

Angélica García

Israel Young

Dennis Pérez