HÉCTOR PELÁEZ

franjaroja

Medellín, Colombia

Mi filosofía de vida: “A VIVIR, ES EL MOMENTO” Y si lo podes hacer en bicicleta será mucho mejor

DEL CÁNCER A LA BICICLETA

En diciembre 17 de 2016, fui diagnosticado con cáncer de estómago; la noticia me derrumbó, todos los sueños y expectativas que tenía con mi vida literalmente desaparecieron. El médico cirujano que me operó (y con el hago referencia a las Manos de Dios), me hizo saber que había una alta probabilidad de que la cirugía fuera exitosa, pero que tendría que extraerme totalmente el estómago y como consecuencia perdería alrededor de unos 15 kilos de peso, y tendría que tener una dieta especial, cambiando mis hábitos alimenticios. Durante los tres primeros meses después de la cirugía, la cual se realizó el 3 de enero del 2017, la alimentación estuvo basada en alimentos líquidos y claros.

Desde que fui informado del diagnóstico y hube superado el pánico que me dio la noticia, tomé la firme decisión de que iba a vivir. Le pedí a mi esposa Luza y a mi hija Naty, que guardáramos en secreto este diagnóstico hasta el día de la cirugía, ya que no era justo preocupar a la familia y amigos que nada podían hacer, en una época tan linda y alegre como la Navidad, además, no quería generar lástima. Mi voluntad se cumplió, con mucha angustia y dolor por parte de Luza y Naty, ya que no podían desahogarse o expresar lo que estaban sintiendo.

Para ellas mis respetos, que mujeres más valientes.

Al tercer mes después de operado, las Manos de Dios me autorizaron hacer ejercicio con moderación, enfocado especialmente al fortalecimiento muscular. Yo le expresé a mi médico que durante el último año me había interesado mucho en montar en bicicleta, y ya que Dios me había brindado una nueva oportunidad, quería aprovecharla cumpliendo el sueño de dedicarme a montar en bicicleta y disfrutar todo lo maravilloso que ofrece este deporte. Él me dijo que no era el deporte más indicado por el tipo de procedimiento que me había realizado, pero como vio en mí la pasión con la que le informe mi sueño, me autorizó a seguir con él con mucha moderación, advirtiéndome que esto no me ayudaría a recuperar peso en el futuro. Le hice medio caso, salí del consultorio y le pedí a mi esposa que me acompañara a comprar una buena bicicleta MTB y de ahí en adelante se me convirtió en un hábito maravilloso, monto 3 o cuatro días a la semana y Luza, que no era deportista por naturaleza, se compró también una buena bicicleta y me acompaña a rodar.

Para resumir y no alargar este testimonio, el que me hubieran diagnosticado cáncer me despertó una pasión y disfrute por la bicicleta que no había sentido antes. Esta pasión me ha llevado a recorridos que jamás me hubiera imaginado fuera capaz de hacerlos, especialmente cuando los recorría en carro y veía ciclistas haciéndolos. Mi expresión era: “son unos verracos.” A los seis meses de la cirugía, estaba subiendo en mi bicicleta MTB, desde la ciudad de Manizales al Nevado del Ruiz, 42.5 km en 7.30 horas. Sueño cumplido contra todos los pronósticos de quienes se enteraron de este reto (RETO GUALI 2017), y cuyas palabras de aliento me ayudaron a coronar los 4.000 metros de altura.

Sus palabras de aliento, las cuales fueron con mucho amor y responsabilidad, eran:
*Estás loco.
*Te puede dar un paro cardiorrespiratorio.
*Te vas a quedar sin oxígeno y te podes a caer.
*Los riñones y demás órganos no te van a funcionar correctamente,
“NO TENÉS ESTÓMAGO”.
*Abandona esa locura. De hecho, trataron de persuadir a Luza para que me hiciera desistir; lo que no sabían era que ella me estaba acolitando toda esta aventura, que finalmente coronamos juntos. Hoy día gozo de excelente salud, tengo mi peso controlado, lo que ha sido una gran ventaja ya que me permite estar más liviano en la bicicleta (el vaso medio lleno), disfruto de maravillosos paisajes y personajes, que cuando iba en carro no los percibía. Como más que antes y no me privo de mis antojos (con responsabilidad).

Mi filosofía de vida: “A VIVIR, ES EL MOMENTO.” Y si lo podes hacer en bicicleta será mucho mejor.

Un abrazo.

Vota por la Historia haciendo click
en el “Planeta” y Compártela


50
Loading...

MÁS HISTORIAS

Similar works

Margarita Perez

Paulo Tamayo

Ana Rendón